DEDICADO

En memoria de Santiago Maldonado. Pedimos justicia.

8/31/2017

Orfandades

por Pedro Patzer

El que no reconoce en la mano de un mendigo, las manos de su madre, de sus hermanos, de lo que ama; es un huérfano de la historia y de la divinidad

8/22/2017

Las horas y tus pasos, el horizonte y tu voz

por Pedro Patzer

Hay un momento en el que se decide volver a nacer
Y se desoye al campeón y al profesor
Al santo siempre pulcro y al mapa inmóvil
A las fórmulas exactas de las eminencias
Y al cuaderno de notas del profeta.
Es el instante en el que las horas se hacen tus pasos
Y el horizonte, tu voz

8/18/2017

La imaginación como arma

por Pedro Patzer

Parte de la formación de un Samurai consistía en abrevar en otras artes: la ceremonia del té y la caligrafía, aunque la que más curiosa - entre estas prácticas - era la del dibujo de sus espadas. Estos implacables guerreros, debían aprender a dibujar su arma. ¿Qué sentido tenía que un Samurai dibujara su espada? ¿Acaso porque las cosas sin Dios sólo alcanzan su alma, cuando un corazón humano las elabora, o será  que nadie puede dominar aquello que no es capaz de recrear en su imaginación?

8/11/2017

Hacerse Canción

por Pedro Patzer

Hace años que estoy buscando  una canción,
a veces me parece hallarla en un amor,
en un dolor, en un paisaje,
en un Dios descalzo,
en un linyera traficante de las otras riquezas,
en un piano que imita el cantar del último pájaro de la noche,
en la telaraña del mundo en la que se enreda el ángel
en un barco que se parece a la mirada de domingo
de mi padre.
Hace siglos que voy detrás de una canción
y a veces creo recordarla en la voz de mi madre,
o en el jardín en el que se transformara su ausencia,
en la herida del Cristo cotidiano, en la calavera de Hamlet
que se ha quedado sin quien le haga la existencial pregunta
Hace milenios busco esa canción y a menudo
se aparece en el silencio de los vencidos,
en el que dignamente no olvida
en el que justamente perdona.
Hace muchas almas que voy detrás de esa canción,
suele revelarse en el gemido del amor,
en el sencillo y humano milagro de quien hace el pan,
en el rumor del río que todos llevamos dentro,
en la aurora que cada tanto acontece en nuestro corazón.
Hace varios caminos que ando buscando una canción,
aunque un alquimista me advirtiera:

“la única manera de hallar esa canción, es hacerse canción”

8/02/2017

Los esclavos de ahora

por Pedro Patzer

Los esclavos de ahora, los que confunden cv con biografía; morar en los días con ser parte de la historia; los que no se reconocen en lo que aman, ni en lo que odian. Los que no se encuentran desnudos ante los descalzos; los que están colmados de certezas ante un mundo que se desmorona. Los traficantes de héroes perfectos y los creadores de sus propias estatuas; los aduaneros de la cultura que en nombre del buen gusto desprecian las manifestaciones populares. Los que se vuelven ciber gendarmes de la manera de vivir de los otros, prefectos de las cimas a las que nunca accedieron. Esclavos, porque jamás piensan en cambiar su corazón para modificar el corazón de la humanidad.