DEDICADO

En memoria de Santiago Maldonado. Pedimos justicia.

1/11/2013

La dignidad del fantasma

La dignidad del fantasma
por Pedro Patzer*
 
No hay nada más triste para un fantasma que regresar a esta vida  y encontrarse hecho estatua.
Es como si un guerrero espectral volviera de la muerte (alcanzada en el campo de batalla) y hallara su temible espada dibujada en un naipe, o que el intrépido Capitán, que sorteara innumerables tempestades, diera con su barco encerrado en una botella.
Los fantasmas poseen una dignidad que no les permite comprender por qué los vivos insisten en apresar a todo aquello que supo consagrarse a la aventura de la trascendencia.